sábado, 4 de septiembre de 2010

INFORMACIONES HONDURAS ( nr 526 ) 4 setiembre 2010




Zelaya afirma que volverá a Honduras



video




Manuel Zelaya agradece al pueblo hondureño por apoyarlo para que regrese al país

03/09/2010
El Libertador


Gracias por el apoyo del pueblo para exigir la Constituyente y mi retorno. Gracias por ese millón de firmas del pueblo hondureño en resistencia, gracias al pueblo olanchano, junto hemos construido grandes victorias, como la presidencia del Poder Ciudadano. En mi administración quedó demostrado que si se pueden alcanzar los objetivos por el desarrollo. Que no es cierto que estemos condenados a la pobreza, los resultados son elocuentes, lo reconocen las principales agencias del mundo: CEPAL, BM, BID, FMI, OCDE.

El mayor crecimiento económico sostenido en la historia y la mayor reducción de la pobreza se dieron en el gobierno del Poder Ciudadano, y quedó demostrado también quienes son los enemigos del pueblo y del desarrollo. El Golpe de Estado muestra que los dueños del poder real, los dueños del dinero y las armas no quieren a Honduras y mucho menos reformas que beneficien al pueblo.

Estoy luchando por la Constituyente y terminar mi injustificado destierro. Ellos cometen un delito y el embajador Hugo Llorens no tiene más derecho que nosotros con mi familia de vivir en Honduras. Las cortes en Honduras son las mismas que nombró el dictador, la Fiscalía, el TSC, la Corte la sigue manejando seudo liberales que dieron el golpe de Estado. El poder ejecutivo se lo entregaron al Partido Nacional y se lo repartieron como burgueses.

Lo único que prevalece seguro en el país son los crímenes y las injusticia contra el pueblo y los premios y protección a los golpistas. Estoy insistiendo en la OEA y a la comunidad internacional que en Honduras se den garantías del ejercicio pleno de la democracia, y la libertad y termine la persecución a los opositores en resistencia frente al golpismo.

No voy a entregar mis banderas de lucha en forma ingenua y candorosa a mis verdugos y complacer a sus sicarios. He dado todas las pruebas de valor y de principio y ha quedado demostrado nuestras acciones pacificas, frente a las armas de los gorilas.

Arriesgué mi vida varias veces por el pueblo y regresé a Honduras, mi tierra, el 21 de septiembre bajo fuego militar en pleno golpe, en plena batalla. Después de dos intentos frustrados por los militares en el aeropuerto y en el Ocotal Nicaragua, en el tercero culminé mi retorno para abrazar al heroico pueblo hondureño en resistencia con fuerza y decisión, soporté y resistí más que cualquiera ataques, bombas, envenenadas, torturas, muertes, agresiones, infamias, cerco militar, supresión de garantías, bloqueo a mi familia, clausura de los únicos medios que me apoyaban, estados de sitio, represión diaria, que el pueblo pacíficamente ni nadie pudo desmantelar ni vencer. Solo mi convicción y fuerza espiritual y un puñado de compañeros (a) por cuatro largos meses en la sede del Brasil.

En esta acción, la solidaridad de Lula nos salvó la vida, ahí quiero resaltar el valor de los compañeros que ahí se encuentran, mis amigos Rafael Sarmiento, Rasel Tomé, Mario Padilla, Carlos Tomás Zelaya, Eduardo Muñoz, Manuel Hernández, Mario Ayala, Héctor Rivera, Daniel González, Mario Mendoza, Nulvio Martínez, Gustavo y Felipe Paz, Toni Acosta, Wilson Zelaya, Daniel Castillo, mi hermano Carlos, Xiomara mi esposa, mis hijos, mis sobrinos y mi madre Hortensia.

¿Quién dijo miedo? Eso parece cualquier golpista, menos su servidor o los ciudadanos que he mencionado, tengo sangre india de guerrero. De lo más profundo de las montañas de Olancho, ahí donde nació cinchonero, ahí donde el héroe firmo la paz a cambio de exonerar de impuestos al pueblo en las Vueltas del Ocote. Siempre lucho de frente, pacíficamente, pero con una fuerza moral que carecen los cobardes de la dictadura y oligarquía que para luchar en mi contra tuvieron que usar las armas para desterrarme violentamente a sabiendas de mi inocencia y que estaba desarmado.

Esta historia no ha terminado, le falta un capítulo más y estamos viviéndolo intensamente. Consiguieron despertar al pueblo hondureño que no descansará nunca hasta obtener su libertad.






¿Unidad en torno a qué?

voselsoberano.com | Viernes 03 de Septiembre de 2010


Nuestra Palabra, Editorial Radio Progreso,

2 de septiembre de 2010

Ante la llegada de los compatriotas que regresaron en ataúdes procedentes de México, se dejaron oír voces haciendo un llamado a la unidad en estos momentos de consternación. Estamos plenamente de acuerdo sobre la necesidad de la unidad en el país, y estamos de acuerdo en la necesidad de convertir los destrozos de nuestros compatriotas en una oportunidad para establecer puentes, para movernos en la búsqueda de lazos que vinculen y no profundizar las divisiones y confrontaciones.


Sin embargo, ¿de qué unidad estamos hablando? ¿De la unidad en torno a un modelo productor de esas migraciones que nos van dejando tan desgarradoras experiencias como la masacre de Tamaulipas?; ¿De qué unidad estamos hablando? ¿De la unidad en torno a ese modelo productor de desempleo y de abandono del campo?; ¿De qué unidad estamos hablando?, ¿De la unidad en torno a una democracia sostenida por el partido Liberal y el partido Nacional, cuyos principales dirigentes utilizan la política como estricto argumento para controlar el Estado para su bien particular por encima de cualquier bien común?

¿De qué unidad estamos hablando? ¿De la unidad que echa flores a las remesas, pero que desprecia y criminaliza a los compatriotas cuando regresan deportados? La unidad de la que hemos de hablar es la que nos comprometa a fondo con la erradicación de las causas que nos ha convertido en el país centroamericano con mayor expulsión de mano de obra barata hacia los Estados Unidos. Esa unidad sí vale la pena asumir.

Hace apenas unos años, el gobierno de los Estados Unidos levantó un enorme muro para impedir el cruce de nuestros compatriotas por sus fronteras. En esos tiempos, el actual presidente de la República era presidente del Congreso Nacional y luego presidente de su Partido y candidato a la Presidencia. Él bien sabía que ese muro no impediría que cruzaran nuestros compatriotas, sino que haría más dura su travesía y sus vidas quedaban más expuestas a la muerte. Y no dijo nada en su defensa. ¿Qué valor tiene su consternación? ¿Él es quien llamará a esta unidad en torno a atacar a fondo las raíces de este fenómeno migratorio que nos está desangrando?

El fenómeno migratorio es un factor decisivo del desangre del país. El sector más creativo y más dinámico del país se está yendo diariamente del país para aportar al desarrollo de otras naciones, mientras aquí la policía y la justicia los discrimina por desempleados y los criminaliza por ser jóvenes. Y aquí seguimos bajo el convencimiento de que el país debe seguir como si no pasara nada, conducido por el actual sistema de partidos y bajo las decisiones de una reducida camarilla de políticos, profesionales y empresarios. Y desde esa voluntad política de no permitir ningún cambio al modelo, sus voceros llaman a la unidad, mientras aparecen en los medios con el rostro compungido ante los cadáveres que retornan de México.

La unidad de Honduras es fundamental para salvarnos del actual desangre nacional. Pero una unidad en torno a un nuevo pacto social, con plena participación de todos los sectores de la sociedad, para que así abordemos el fenómeno de la migración desde sus causas, y no sólo desde la falsa consternación que provoca lástima, pero no compromisos permanentes y transformadores.
vos





El Comité Uruguayo de Solidaridad con el Pueblo de Honduras realizará un acto en favor de la democracia de ese país el próximo 15 de setiembre, al conmemorarse un nuevo aniversario de su independencia del reino de España.

Creado el pasado 30 de julio en una sala del Parlamento uruguayo, el Comité de Solidaridad, al que adhieren destacadas personalidades de este país (vinculadas a organizaciones no gubernamentales o destacadas por su defensa de los derechos humanos), sesionó en Montevideo este 1º de setiembre.

En la reunión se analizó la respuesta del gobierno de Chile a una nota enviada el 14 de julio al presidente Sebastián Piñera, donde el Comité manifestaba su preocupación por una moción aprobada en el senado chileno para que el Estado reconozca al actual gobierno hondureño.

En la misiva, se recordaba al flamante mandatario chileno que la asunción de Profirio Lobo no ha solucionado la crisis democrática que sufre el pueblo hondureño desde el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 y que el reconocimiento de su gobierno no contribuirá a enmendar la situación.

La carta a Piñera señalaba que Lobo no fue electo en un proceso electoral reconocido por la comunidad internacional ante la militarización del país, la violación de libertades fundamentales como la libertad de prensa y la abstención de más del 60 por ciento del electorado.

Además, el Comité recordaba que Lobo, como presidente del Partido Nacional, contribuyó al respaldo del golpe dado por Roberto Micheletti, al punto que en su primer acto de gobierno estableció una amnistía a los involucrados en el derrocamiento del presidente constitucional José Manuel Zelaya.

“Contradicción” en Chile

La nota, denunciaba la represión que sufre el pueblo hondureño que ha sido planteada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, estableciendo como una contradicción la solicitud de una “cláusula democrática” que Piñera realizó para dar su conformidad a adhesión a la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). La “cláusula democrática” fue planteada por Piñera el pasado 6 de julio durante una visita oficial del secretario general de la UNASUR, Néstor Kirchner, quien viajó a Santiago de Chile para gestionar la ratificación de ese país a su incorporación al organismo multilateral suramericano.

En la respuesta del gobierno de Piñera, la Asesora Presidencial Andrea Ojeda Miranda, acusó recibo de la carta enviada por el Comité de Solidaridad con el pueblo de Honduras y agradeció que se le señalara la “contradicción existente entre la aspiración del Gobierno Chileno de que la UNASUR cuente con una cláusula democrática y la moción del Senado de que se reconozca el Gobierno de Honduras”, según reza la comunicación fechada el 24 de agosto.

En el marco de las actividades previstas para el 15 de setiembre en favor del pueblo hondureño, se pedirá, en forma particular, la adhesión de destacadas personalidades internacionales a un facebook que el Comité instaló en Internet.

El Comité está integrado por reconocidos uruguayos como Eduardo Galeano, Belela Herrera, Guillermo Chiflet, Daniel Viglietti, Macarena Gelman, Enildo Iglesias, Efraín Olivera, Víctor Vaillant, Enrique Barrios, Mónica Travieso, Hugo Infanzón, Germán González, María García, Daniel Gatti, Ruben Sánchez, Numa Moraes, entre otros y delegados de distintas organizaciones sociales, sindicales y de defensa de los derechos humanos.







En Montevideo, Roger Rodríguez

Rel-UITA

3 de setiembre de 2010

Roger Rodríguez





La Honda 38

Viernes 03 de Septiembre de 2010
sakuravalkirya





Grupo campesino expulsa a los usurpadores de su tierra

Viernes 03 de Septiembre de 2010
Diana Meza

Clic para ampliar